Noticias

Doctor Rafael M. Moscoso Puello

Martes, 16 Febrero 2021
Naturalista dominicano y primero en realizar investigaciones completas sobre la flora nacional. -1874-1951- Reportaje realizado para el periódico El Caribe por Floralba Jiménez, en fecha de 21 febrero, 2020 Al cumplirse en este mes 147 años del nacimiento de este prominente intelectual y científico, estimamos un acto de justica resaltar la labor realizada por este gran hombre que consagró toda su vida a la ciencia. Moscoso Puello nació en la ciudad de Santo Domingo el 17 de febrero de 1874, en la calle Padre Billini No.48; fueron sus padres los señores: Juan Elías Moscoso y Sinforosa Puello. A la edad de 10 años ingresó a la escuela preparatoria y dos años después se inscribió en la Escuela Normal, que dirigía el educador Eugenio María de Hostos. En el año 1889, cuando apenas tenía quince años, recibió el título de maestro normalista. Al estudiar en este tipo de escuela, tuvo la oportunidad de iniciarse en la investigación, dirigiendo los experimentos de Química en los cursos prácticos, debido a que el director de la Escuela observó su inquietud en el área de investigación, sobre todo por las Ciencias Naturales. Trabajó junto a eminentes maestros como Félix Evaristo Mejía y otros. Desde temprana edad nació en él la pasión por las ciencias naturales, especialmente por la botánica. Sus herborizaciones, recolección de plantas silvestres, comenzaron en el año 1887 en los alrededores de esta capital y más tarde en el Cibao, especialmente en las inmediaciones de San José de las Matas; el material recogido le sirvió para publicar su primera obra titulada “Las familias vegetales representadas en la Flora de Santo Domingo”, en abril de 1897. En 1901, estando don Rafael en San José de las Matas, fue a visitarle don Francisco Henríquez y Carvajal, quien en ese momento colaboraba con el presidente Juan Isidro Jimenes; esta visita fue para ofrecer al joven naturalista una beca para enviarlo a ampliar sus estudios en Ciencias en la Escuela Politécnica de París, Francia. Para esa época escribía su Geografía y estaba haciendo apuntes para una Flora extensa de la República Dominicana, razones que lo movieron a declinar tan merecida como generosa proposición. Muchos de los escritos del doctor Moscoso han permanecido inéditos, entre ellos una geografía de la isla, ciencia a la cual le dedicó muchos años de su vida. Se interesó además por la meteorología, publicando en agosto de 1937 un folleto titulado “Los ciclones”. La destacada labor científica del doctor Moscoso Puello trascendió las fronteras de su país, ya que fue miembro de varias sociedades internacionales como son la Sociedad Astronómica de Francia, de la Real Sociedad de Historia Natural de España, corresponsal del Museo de Historia Natural de París, de la Sociedad Cubana de Botánica, y del Museo de Historia Natural de España, entre otras. Recibió el título de “Doctor Honoris Causa” otorgado por la Universidad de Santo Domingo, hoy UASD, en reconocimiento a sus meritorias investigaciones. El Herbario de la Pontificia Universidad Católica Madre y Maestra, fundado en 1973, y organizado por el Dr. Richard Lowden, botánico y profesor titular de la PUCMM, lleva su nombre en honor a este destacado científico dominicano. El Jardín Botánico Nacional, inaugurado el 15 de agosto de 1976, lleva su nombre como homenaje póstumo al primer botánico dominicano que escribió un catálogo sobre la flora de la Isla Española en 1943. Así como también la Revista Botánica, denominada en su honor Moscosoa, órgano de difusión de ese parque. Sus escritos y obras Con estilo muy peculiar, este gran profesional dejó un gran legado a través de sus escritos. Con apenas 23 años, en abril 1897 publicó “Las familias vegetales representadas en la Flora de Santo Domingo”, primer trabajo sobre nuestra Flora. El 15 de enero de 1931, a raíz de la muerte del botánico sueco, Erik Leonard Ekman, gran amigo suyo, escribió un trabajo biográfico sobre el fenecido, publicado en el periódico La Información. En mayo de 1934, apareció en La Información un artículo biográfico sobre el distinguido viajero, médico y botánico italiano Carlos José Bertero, quien visitó nuestro país el año 1819. El 15 de Febrero de 1935, con motivo de la muy sentida muerte de su maestro y amigo, doctor Don Francisco Henríquez y Carvajal, acaecida en Santiago de Cuba, aparece en el “Listín Diario” una verdadera apología al eminente patriota, jurista y médico dominicano. El 25 de agosto de 1937, se editó su interesantísimo folleto sobre los Ciclones. En 1941, la Universidad de Santo Domingo editó una interesante monografía titulada “Las Cactáceas de la Flora de Santo Domingo”; esta fue la primera publicación del autor después que fue nombrado director del Instituto Botánico. El 30 de enero de 1943, ve la luz en Nueva York su trabajo cumbre titulado “Catalogus Florae Domingensis”. En 1945 fue editada por esta universidad, como publicación del Instituto Botánico, su extensa monografía sobre las “Palmas Dominicanas”. Dejó varios manuscritos inconclusos entre los que se encuentran: Las Bases de la Taxonomía (conceptos del Género y de la Especie); Desarrollo Histórico de la Nomenclatura Botánica; Botánica Sistemática. Notas Taxonómicas; Herbario. Colección y preservación de plantas; Herborización y preparación de ejemplares; Clasificaciones Botánicas; Fundación de la Botánica Moderna; Mutación y Notas. Casó con la señora Lucila Cordero, con la cual procreó 8 hijos: Junio, René, Juan Manuel, Mercedes, Rafael, Felipe, María y Servio Moscoso Cordero. Tras larga y fatal enfermedad, a la edad de 77 años, el 12 de octubre de 1951, se apagó para siempre su vida. El acto de sepelio de este gran hombre contó con la presencia de una gran cantidad de personas representativas de distintas esferas de la sociedad dominicana. Su cadáver fue llevado a la Universidad de Santo Domingo, de la cual fue profesor y donde varios catedráticos montaron guardia de honor junto al féretro, y el profesor Andrés Avelino tuvo a su cargo el panegírico. Un bello césped de “Dichondra repens” cubre su tumba a manera de viviente sudario y una palmera de nuestras lomas, “la Bactris plumeriana”, especie que él había admirado tanto, yergue majestuosa a su lado. Con su muerte, el país perdió uno de sus hijos más preclaros y la ciencia le reservó un puesto en la inmortalidad.   https://www.elcaribe.com.do/gente/cultura/zona-retro/doctor-rafael-m-moscoso-puello/

Presentan trabajo de grado en favor a propagación de orquídea endémica en peligro de extinción

Martes, 02 Febrero 2021
En el marco del convenio entre el Jardín Botánico Nacional (JBN) y el proyecto Montecristi Solary, fue realizado el trabajo de grado titulado “Propagación In vitro como estrategia de conservación de Tolumnia quadriloba (Angelito amarillo), orquídea endémica de La Hispaniola en peligro de extinción”, presentado por el estudiante de licenciatura en biotecnología del Instituto Tecnológico de Santo Domingo (INTEC), Ulises Cuello. Este trabajo fue desarrollado en un periodo de 1 año y 6 meses, siendo asesorado por el Dr. Genaro  Reynoso del Centro de Tecnologías Agrícolas (CENTA),  y el Ing. Zoilo Richardson, encargado de la Sesión de Cultivo In-vitro del JBN, quienes valoraron la investigación realizada, como un gran paso para la subsistencia de la especie. El Angelito amarillo, como comúnmente es llamado, se encuentra en peligro crítico, ya que no tiene presencia en áreas protegidas, sino en propiedades privadas, por lo que este trabajo busca hacer la propagación a nivel de laboratorio y al momento de llegar a estado óptimo reintroducirlo a su habitad natural, tras un tiempo estipulado que puede ser de 2 a 3 años desde las fases de semilla hasta aclimatación.  De igual forma, el área de conservación del proyecto Parque Fotovoltaico Montecristi Solar, ubicado en el municipio de Guayubin, Montecristi, albergará la especie para su preservación. El JBN motiva a los estudiantes a interesarse en las áreas de las ciencias y felicita al estudiante Ulises Cuello, por este trabajo de grado que tuvo un puntaje de 94, siendo de las valoraciones más destacadas.      

Comunidad libanesa en República Dominicana realiza siembra de Cedro del Líbano en el Jardín Botánico Nacional

Viernes, 22 Enero 2021
Con el objetivo de continuar fortaleciendo los lazos de confraternidad entre la República Dominicana y el Líbano, directivos del Jardín Botánico Nacional Dr. Rafael M. Moscoso y representantes de la comunidad libanesa se reunieron para realizar la siembra de un Cedro Líbano, en agradecimiento a la solidaridad de los dominicanos con su pueblo. La actividad fue realizada en el área verde de pinos, próximo al Jardín Japonés, y contó con la presencia de Francisco Jiménez, director en funciones del Jardín Botánico Nacional y Alfredo Malek, presidente del Club Libanés y vicepresidente del consejo latino de la World Lebanese Cultural Unión, quienes valoraron la importancia de esta nueva especie para el enriquecimiento de la flora del jardín. Jiménez agradeció de parte del JBN la siembra de esta especie, resaltando los lazos de compromiso con la naturaleza, y además ofreció datos técnicos de la planta, señalando que este Cedro no tiene relación de parentesco con el Cedro de la República Dominicana, ya que tienen características morfológicas muy diferentes. El señor Malek se refirió sobre el interés de plantar este Cedro, el cual representa el símbolo más alto para los libaneses y que aparece en el centro de su bandera. “Este Cedro es mencionado más de 70 veces en la Biblia. Según la leyenda, es el Árbol de la Vida, porque fue sembrado por las manos de Dios. Vive por más de dos mil años, y por esta misma razón, esta comunidad ha elegido esta especie para ser plantada en República Dominicana como símbolo de fraternidad, solidaridad y agradecimiento para la eternidad”, destacó Malek. Sobre  el Cedro del Líbano El Cedro del Líbano, Cedro Bíblico o Cedro de Salomón (Cedrus libani A. Rich.) es una especie nativa de las montañas de la cuenca del Mediterráneo Oriental. Es una conífera acicufolia (con hojas en forma de agujas); de hojas perennes, que puede alcanzar hasta 40 metros, y comienza a florecer a los 40 años de edad.  

Jardín Botánico conmemora el 90 aniversario del fallecimiento del Dr. Erick Leonard Ekman

Lunes, 18 Enero 2021
Servidores del Jardín Botánico Nacional depositaron una ofrenda floral en la estatua del Dr. Erick Leonard Ekman, ubicada en la plaza frente al Departamento de Horticultura, tras cumplirse el 90 aniversario de su fallecimiento. La actividad estuvo dirigida por los señores Francisco Jiménez, subdirector del JBN y Brígido Peguero, encargado del Departamento de Botánica, quienes resaltaron los aportes más significativos del científico, sus exploraciones, obras y estudios de la flora de Cuba y La Española; quien a lo largo de su trayectoria descubrió y tuvo muchas especies nombradas en su honor. “Repasar la vida de este importante botánico nos hace reflexionar sobre la gran importancia que tienen no solo la botánica, sino las ciencias naturales en nuestra vida diaria. Es por esta razón que siempre nos preocupamos por resaltar los trabajos realizados por nuestros biólogos y tener presente actividades como esta, para que impulsen a la juventud de interesarse por el amor a los recursos florísticos de nuestro país”, refirió Peguero.   En el acto estuvieron presentes encargados departamentales, de divisiones y secciones, así como personal técnico de la institución. Sobre Erick Leonard Ekman Nació en Estocolmo, Suecia, el 14 de octubre de 1883. Luego de realizar su doctorado, a solicitud del profesor Urban, fue enviado a explorar en la Isla Española para continuar trabajos anteriores sobre la Flora. Antes se detuvo en Cuba, donde arribó en 1914. En 1917, entró por Haití donde recolectó más de 3 mil ejemplares de plantas. Regresó a Cuba, y en 1924 volvió a La Española, donde herborizó hasta su muerte en 1931. Recolectó unos 14,200 números de especímenes de plantas, con decenas de miles de duplicados. Varios géneros endémicos de Cuba y La Española, así como cientos de especies le han sido dedicados. Hizo varias publicaciones. Falleció en la ciudad de Santiago de los Caballeros, República Dominicana, el 15 de enero de 1931.

El JBN rinde homenaje al Padre Julio Cicero a 100 años de su natalicio

Viernes, 15 Enero 2021
A propósito de conmemorarse el natalicio No. 100 del naturalista Julio Cicero, el Jardín Botánico Nacional Dr. Rafael M. Moscoso, a través de su Departamento de Botánica, rindió homenaje para recordar la vida y obra del biólogo, quien realizó grandes aportes a las ciencias naturales en la República Dominicana. La actividad fue encabezada por Brígido Peguero, encargado del departamento y realizada en los alrededores de la rotonda de las bromelias, contando con la asistencia de directivos y personal técnico de la institución, quienes plantaron dos árboles de las especies Jacaranda ekmanii Alain y Tabebuia domingensis (Urb.) Britton, ambas pertenecientes a la familia Bignoniaceae. Estas especies fueron seleccionadas por ser  endémicas de la isla La Española y encontrarse en la Lista Roja de La Flora Vascular de La República Dominicana en la categoría de Peligro Crítico (PC).  Cabe destacar, que dichas especies no se encontraban plantadas en el Jardín Botánico Nacional, por lo que se  consideró apropiado recordar al padre Cicero con esa plantación. Sobre el Padre Julio Cicero Mackinney Mexicano. Como sacerdote jesuita desarrolló su trabajo en Cuba y la República Dominicana. Biólogo con especialidad en Zoología, pero con gran interés por las plantas, logrando varios híbridos de las familias Cactaceae y Amaryllidaceae. Encargado de los laboratorios de Biología y profesor del Instituto Politécnico Loyola. Profesor de la Universidad Autónoma de Santo Domingo. Asesor científico del Jardín Botánico Nacional de Santo Domingo. Escribió numerosos artículos científicos. En su honor se nombró la planta Duende de la Altagracia como Zephyranthes ciceroana.

Hoja de yuca o palo de yuca: Un bello y útil árbol endémico exclusivo de República Dominicana

Jueves, 14 Enero 2021
  Por Brígido Peguero y Teodoro Clase Este árbol es endémico de la Isla Española, exclusivo de República Dominicana. No crece de manera natural en ninguna otra parte del Mundo. Tiene una distribución restringida a una zona de la Sierra del Bahoruco Oriental, principalmente entre Cachote y Cortico, provincia Barahona, a elevaciones entre1000 a 1300 metros. Su nombre científico es Tabebuia domingensis (Urb.) Britt. Pertenece a la familia Bignoniaceae, la misma del Roble, el Higüero y el Saúco amarillo. Es un arbusto o árbol de hasta 10 o más metros de alto. Tiene las hojas compuestas en forma “palmati-partida”, parecidas a las de Yuca, de donde le viene su nombre común. Sus flores son de color rosado intenso a rojo vino, muy vistosas. Esto convierte a este árbol en una de nuestras especies ornamentales, aunque no se ha usado con esos fines. Su madera, relativamente dura, pesada y duradera, es buena para carpintería y ebanistería. Se usa como postes de empalizadas y como madera redonda en construcciones rurales. Anteriormente era relativamente abundante. Pero la destrucci´0n de su hábitat ha provocado la reducción drástica de sus poblaciones, por lo que se encuentra en Peligro Crítico (CR / PC), de acuerdo a la Lista Roja de la Flora Vascular de República Dominicana. El Jardín Botánico Nacional de Santo Domingo trabaja en su conservación. ¡Cuidemos este tesoro botánico, patrimonio natural de República Dominicana!    

El Jardín Botánico Nacional lamenta pérdida de su director general

Lunes, 28 Diciembre 2020
  Las autoridades del Jardín Botánico Nacional Dr. Rafael M. Moscoso lamentan el fallecimiento de su Director General, Lázaro José Guzmán Suero, quien fue designado en el cargo en septiembre pasado por el presidente Luis R. Abinader Corona, mediante el decreto 501-20. A pesar del poco tiempo que tenía en dicho cargo, Guzmán Suero se mostró como una persona con calidad humana incuestionable, con deseos de continuar la labor de conservación de los recursos florísticos de la Nación. Guzmán, durante su corto período dio continuidad a los programas y proyectos institucionales, trabajando de manera armónica con el personal, en un ambiente de respeto con los encargados de los diferentes departamentos de la institución. El funcionario falleció en la noche del sábado 26 de los corrientes mes y año, en el Centro de Diagnóstico Medicina Avanzada y Telemedicina (Cedimat). El cuerpo de Guzmán Suero fue expuesto este domingo en la capilla La Paz de la Funeraria Blandino, ubicada en la avenida Abraham Lincoln, del Distrito Nacional, desde las 2:30 p. m. hasta las 6:00 p. m., en un ambiente íntimo y controlado, conforme al protocolo establecido por las autoridades de Salud Pública. Sus restos serán cremados y sus cenizas esparcidas en el municipio de Baitoa, Santiago, y en el Jardín Botánico Nacional. La Gran Familia Botánica lamenta esta pérdida y envía sus condolencias a los familiares y relacionados. Sobre Guzmán Suero, El señor Guzmán Suero era agrónomo, experto en sanidad vegetal, fotógrafo y ex presidente de la Asociación Nacional de Profesionales Agropecuarios (ANPA).

Jardín Botánico Nacional desmiente información sobre ex subdirectora

Jueves, 19 Noviembre 2020
  Siguiendo instrucciones de nuestro director general, agrónomo Lázaro Guzmán Suero desmentimos categóricamente que la licenciada Daisy Argentina Castillo Pimentel, ex portadora de la cédula de identidad y electoral No. 001-0134955-3 y ex subdirectora del Jardín Botánico Nacional Dr. Rafael M. Moscoso, figure en nuestras nóminas, como han afirmado comentaristas de algunos medios de comunicación; resultando falaz el que persona alguna pudiere estar recibiendo un pago que no se realiza. Acotamos que la licenciada Castillo Pimentel laboró en nuestra institución hasta el 10 de marzo del año 2009, que fue apartada de la institución tras haber fallecido en fecha 4 del mes de marzo del año precedentemente citado. En nuestra nómina aparece con nombres parecidos, pero no tratándose de la misma persona, la señora Daisy Margarita Pimentel Báez, portadora de la cédula de identidad y electoral No. 001-0809312-1 y quien actualmente desempeña el puesto de facilitadora del Departamento de Educación Ambiental. Esta información es fácilmente comprobable por nuestra nómina del mes de marzo 2009 y abril del mismo año, así como por el hecho de que todas las nóminas de las instituciones del Estado dominicano se pagan por vía del Banco de Reservas de la República Dominicana, donde se pudiere corroborar además que no se ha efectuado depósito alguno por concepto de nómina a favor de nuestra entrañable y prestigiosa científica fallecida a destiempo.  En el siguiente link puede acceder para ver los documentos anexos aqui :          

Teleperformance realiza jornada de limpieza en el Jardín Botánico

Miércoles, 11 Noviembre 2020
    Colaboradores de la empresa Teleperformance República Dominicana,  visitaron las instalaciones del Jardín Botánico Nacional Dr. Rafael M. Moscoso, para realizar una jornada de limpieza impactando las áreas del Vivero, Sendero Educativo Taino y Arboretum.      Los voluntarios de esta jornada estuvieron dirigidos por Marino Pichardo, gerente de Recursos Humanos y Camila Guerrero, coordinadora de Recursos Humanos ambos de Teleperformance, quienes fueron recibidos por Carmen Marlen Peguero, encargada de la División del Vivero.   Peguero, realizó una introducción sobre las áreas a trabajar y agradeció a los presentes por dedicar tiempo realizando labores como esta, tan necesarias en la institución  para mantener embellecidos los espacios.   “Esta es una actividad que se realiza de manera constante con nuestros servidores, principalmente los del Departamento de Horticultura, pero que bueno es contar con empresas comprometidas que nos den apoyo para mantener el Jardín en óptimas condiciones y así el que lo visite se sienta a gusto, estamos muy agradecidos con su visita en este día”, afirmo Peguero.   Este encuentro se realizó siguiendo el protocolo sugerido por las autoridades de Salud Pública y fue extensiva la invitación al Ministerio de Industria y Comercio, quienes apoyaron la actividad.     Sobre Teleperformance Es una empresa conformada por un equipo de expertos en interacciones multiculturales, contado con una amplia gama de soluciones integradas de omnicanal, tecnología y estándares de seguridad. Durante más de 40 años ha prestado sus servicios en diferentes países, conectando las marcas con sus clientes.  

Jardín Botánico realiza jornada de siembra en el Mes de la Reforestación

Miércoles, 28 Octubre 2020
  En ocasión de celebrarse en octubre el Mes de la Reforestación, el Jardín Botánico Nacional Dr. Rafael M. Moscoso realizó una jornada de siembra, con el propósito de seguir contribuyendo al bienestar del medio ambiente y a la protección de la flora dominicana. La jornada se llevó a cabo en el antiguo Pabellón de los Helechos, donde se sembró la Clavija domingensis, comúnmente conocida como “Lengua de buey”, que actualmente se encuentra en peligro crítico de extinción y es endémica de la Isla La Española. En la actividad participaron encargados departamentales, divisiones y secciones, así como personal técnico de la institución, encabezados por su director general, Lázaro Guzmán Suero y el subdirector Francisco Jiménez.  “Cada dominicano y dominicana debe de asumir un compromiso social ante la preservación de nuestros recursos naturales, por lo que exhortamos a ser multiplicadores de iniciativas como esta y que no solo se realicen en este mes, sino durante todo el año”, refirió Guzmán. El Jardín Botánico realiza jornadas de siembra de forma constante, con el objetivo de promover en la población el valor del verde en un momento en que el planeta tiene serias amenazas por las alteraciones de los ecosistemas y la reducción de los bosques. Sobre la Clavija domingensis Clavija domingensis  Urb. & Ekman, comúnmente conocida como “Lengua de buey”, pertenece a la familia Theophrastaceae, es un arbusto con tallo erecto raramente ramificado, que puede alcanzar 8 m de altura y de 20-30 cm de diámetro, con corteza arrugada, ligeramente surcada longitudinalmente, de color gris pardo y una corona gruesa en el apéndice. Los frutos son bayas, de aproximadamente 1,5 cm de diámetro, inicialmente verdes, luego naranjas cuando maduran, contienen pocas semillas globosas inmersas en una pulpa carnosa de sabor agradable. Se reproduce por semilla con tiempos de germinación de 2-3 semanas. Se adapta incluso a suelos pobres y soporta períodos cortos de sequía, aunque crece mejor en suelos ricos drenado y regado regularmente.  

Biblioteca Especializada del Jardín Botánico Nacional recibe donación de publicaciones

Miércoles, 28 Octubre 2020
  La Biblioteca Especializada en Botánica y Ciencias afines del Jardín Botánico Nacional Dr. Rafael M. Moscoso, recibió importante donación de publicaciones de parte del Dr. Thomas Arthur Zanoni, quien históricamente ha sido uno de los más grandes propulsores de este Centro de Documentación. La donación de aproximadamente media tonelada, se realizó entre finales del 2019 y principios de este año 2020, e incluye colecciones de las más renombradas revistas especializadas en Botánica y Ciencias afines, como Brittonia, Sistematic Botany, Novon, Phytologia, Selbyana, American Journal of Botany, Caribbean Journal of Science, Bissea y Elsevier. También boletines de divulgación científica, como: Economic Botany, Montgomery Botanical News, Palmetto, Int. J. Plant Sci, Botanical Journal of Linnean Society, entre otras. A esto se suman diversos libros en ediciones “de lujo”, entre ellos: “Cuba y sus Árboles”, así como publicaciones de plantas útiles en general (Etnobotánica, plantas medicinales, Etnografía, Historia, antropología, Folklore). Se incluyen, además, amplias colecciones de libros totalmente nuevos, como la Flora Neotrópica. En total, esta donación abarca cientos de libros y folletos, así como miles de artículos y separatas, cuyo envío desde Estados Unidos de América fue cubierto por el propio donante. Se trata de una donación sin precedentes para la Biblioteca Especializada. Sin embargo, esta ha sido una actividad constante en el Dr. Zanoni, no solo con los frecuentes y valiosos aportes de publicaciones, sino también con su empeño y dedicación personal para que esta fuente de información sea lo más completa y funcional posible.